Aprendí a sonreír como mecanismo de defensa.
No quiero que me quieran, quiero que me entiendan


Me gustaría que sepas, que aunque mi corazón esté roto en mil pedazos, te agradezco cada momento que vivimos, que me hiciste vivir; cada beso, cada caricia, cada palabra.

 Te lo digo sinceramente y con todo mi corazón: GRACIAS.
Gracias por darme la oportunidad de ser feliz. Gracias por hacerme feliz, pese a todo lo que después paso. 
 Ahora Te deseo lo mejor, que seas feliz y digo ahora porque es ahora cuando entendí, cuando hice el click y decidí terminar con todo sentimiento que me relacione a vos. 
No me queda mas que agradecerte por todo y desearte felicidad. Y desearte felicidad sigue siendo una clara demuestra de que siempre te ame y siempre de alguna forma lo voy a hacer.
 Entonces  mi amor por vos y yo entendieron que el amor es libre y que si yo no pude hacerte feliz tengo que dejar que otra persona lo haga y que incluso te  de todo lo que yo no te supe dar.

 Estoy tranquila, me alivia desearte felicidad y saber que como yo no pudiste tener y mucho menos tendrás

Karen Paredes. ©


No hay comentarios:

Publicar un comentario