Aprendí a sonreír como mecanismo de defensa.
No quiero que me quieran, quiero que me entiendan


[carta 43]


Tus ojos todavía me miran. Siento como si aun me quisieras. Pero todavía sigues al lado de ella y para mi todo es como si fuese una mentira. 
Me cuesta creer que me quisiste, que estuviste conmigo. 

Cada vez que me miras siento como si aun no pudieses olvidarme, siento como si aunque sea por un segundo pensaras en mi, pero luego vuelves a ella y todo una vez mas se vuelve mentira. 

No entendes, quizás nunca lo hagas, pero ya es casi imposible sostenerte la mirada, me cuesta hasta hablarte. No puedo ni sentirte, ni mirarte. Y es que todavía llevo todo de ti y lo único que veo en vos es que no llevas nada de mi.
Karen Paredes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario