Aprendí a sonreír como mecanismo de defensa.
No quiero que me quieran, quiero que me entiendan

No hay una sola noche en que no te sueñe ni un solo dia en que no te piense. Estoy cansada de esto, no tiene sentido. No volverás a estar en mi vida y aunque me convenza de lo mismo siempre vuelvo; siempre de alguna forma estas. 
Ya no me esfuerzo en intentar olvidar, porque no ha quedado nada, solo son recuerdos. Nada mas, déjame vivir en paz


Karen paredes ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario