Aprendí a sonreír como mecanismo de defensa.
No quiero que me quieran, quiero que me entiendan


Que ni se me cruce por la cabeza llamarte. Que ni se me cruce mandarte un mail o contactarte. Ni pensar en buscarte. Que ni se me cruce hablarte, mirarte o darte una señal para acercarte. Que ni se me cruce volver atrás, intentarlo. Por que esta vez no podré volver a dejarte. –


Karen Paredes. ©


No hay comentarios:

Publicar un comentario