Aprendí a sonreír como mecanismo de defensa.
No quiero que me quieran, quiero que me entiendan

Te miraba y creía ver todo en vos. 
Era hermoso ver como me querías, 
Era hermoso sentirte tan mío. Escuchar y ver que todo lo tuyo era y fue por mi. 
Era hermoso mirar tus ojos y encontrar el mismo sentimiento. Mirar esos ojos y tener esa seguridad de que un amor como el nuestro nunca se terminaría, que nada nos separaría, que jamás me lastimarías. 
Era hermoso creer que siempre estarías ahí, para mí. 
Era hermoso ver que todo lo podías, que eras el mejor y que siempre lo serias. Era hermoso creer que nada nos separaría. 
Era hermoso esperar para verte y verte esperarme. 
Era todo tan hermoso, era todo como un sueño del que no quería despertar y ahora es una pesadilla de la cual no puedo escapar. 

Karen Paredes ©


No hay comentarios:

Publicar un comentario