Aprendí a sonreír como mecanismo de defensa.
No quiero que me quieran, quiero que me entiendan

No fue difícil darme cuenta que aun seguía sintiendo cosas por vos. No fue difícil volver a volar con vos. Lo difícil fue ver como volví a caer  y no saber si siempre estuve en caída o si volví a caer, como si no hubiera aprendido nada de todo lo vivido
Ya no se si esto es real o no. Estoy aturdida y la única señal que tengo sobre si fue real o no es el dolor  apunta en mi estomago, que me deja sin respirar, que duele hasta los huesos porque caí otra vez.
Karen Paredes. ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario