Aprendí a sonreír como mecanismo de defensa.
No quiero que me quieran, quiero que me entiendan


Y todo es como si nunca hubiera existido. Ya no queda nada de lo que alguna vez fue.
 Lo borraste todo, lo cambiaste todo, como si eso cambiara lo que sentimos o al menos lo que yo sentí, lo que yo viví.
Me negaste, me ignoraste y te encargaste de que todo sea como si nunca nos hubiéramos conocido. Te encargaste de borrar todas las huellas del ayer,  te encargaste de  actuar y seguir tu vida como si nunca me hubieras conocido. Que fácil te fue todo.  Negá lo que quieras, pero nunca podrás borrar cuanto te equivocaste. 
No podrás borrar ni cambiar el hecho de que yo fui lo mejor para vos. 

[Modificado 29/05]
Karen Paredes ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario